en Cine

Guerra Mundial Z

Ayer vi Guerra Mundial Z. (Si no la has visto, mejor no sigas leyendo, que hay Spoilers)

Mis expectativas eran bajas, y ya se sabe que cuando esperas poco de una pelicula, pues hay más posibilidades de que esas expectativas sean superadas.

La película es bastante entretenida, tiene un ritmo bastante bueno y consigue mantener la atención en las peripecias del afortunado personaje interpretado, con cierta desgana, por Brad Pitt.

infectados a lo loco

Pero voy ya al motivo que me ha hecho escribir este artículo, el momento en el que debe seleccionar un virus e inyectárselo para probar su teoría de invisibilidad ante los “no muertos”.

Después de demostrar las capacidades para salir de situaciones complicadas, uno piensa, ahora va a coger los virus y escribirá una nota a los científicos que le observan desde en centro de control y establecerá un sistema de comunicación usando por ejemplo llamadas al telefonillo del laboratorio. Un timbrazo: el virus es adecuado. Dos timbrazos: ¡ni te acerces al virus!

En ese momento Gerry (Brad Pitt) coge un papel y empieza a escribir en él. ¡Vale! ¡le ha puesto cabeza a la situación!, pensaba yo, hasta que muestra el papel a la cámara y pone: “decidle a mi familia que los quiero” y se inyecta un virus al azar.

¡ZASCA!

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.