en Personal

Llamadme antiguo

Llamadme antiguo,

pero me gusta comprar los caramelos en el quiosco,

el pan en la panadería,

los libros en la librería,

el café en la cafetería,

los cupones al vendedor de la ONCE de mi barrio,

los juguetes en la juguetería,

el jamón en la charcutería,

los dulces en la pastelería

y la GASOLINA en la GASOLINERA.

Escribe un comentario

Comentario

  1. a mi parecer,eso no es ser antiguo,es ser una persona arraigada,social,para el que,si dispone de tiempo,convierte la cotidianidad en un acto de relacion con sus semejantes,no le hace ni exogeno ni endogeno,sabor de barrio le llamaba a esto el inolvidable Gato Perez